No public Twitter messages.

Heka

1 Comentario » | Comentar

El siguiente es un texto extraido del libro Egipto Invisible de Fernando Schwarz

Heka
Imagen tomada de dA

En nuestros días nos resulta muy difícil comprender el sentido que los egipcios de la época faraónica daban a la magia. Herederos de la cultura de las religiones del libro, la magia nos parece una desviación peligrosa de la práctica espiritual. Una búsqueda de poderes por el poder en sí, una forma de dominación, una alianza con fuerzas oscuras y malignas.

Desde la Grecia clásica, pasando por el cristianismo, se propuso la división entre religión y magia considerándolas prácticamente antagónicas. La hiper-racionalidad siempre tuvo miedo de las fuerzas o energías que escapan a su análisis y, en general, en vez de tratar de comprenderlas por otras vías, prefiere excluirlas y ocultarlas, provocando (a veces) grietas irreparables entre el inconsciente y la conciencia, entre la sensibilidad y la racionalidad.

Pero antes de la época grecorromana, la vida espiritual y religiosa no estaban separadas de las prácticas en las que se establecía la comunicación con los poderes ocultos o invisibles. Las prácticas de los Misterios y de la Iniciación procuraban a los adeptos reales experiencias de contacto con otras dimensiones de la existencia. En Egipto, la religión era mágica y ceremonial, no estaba separada de la magia.

La magia implica el conocimiento de lo que se llama “sobrenatural”, aunque para ella no lo es, pues se trata en realidad de otro aspecto o dimensión de la naturaleza. La práctica de la magia tradicional no busca efectos o milagros, sino establecer una correspondencia, una relación de simpatía, entre las partes y el todo para que interactúen en armonía. Se trata, finalmente, de procurar y mantener la armonía entre la Tierra y el Cielo. Esto implica, (…) un gran trabajo interior para conocerse, dominarse y transformarse en un auténtico canal de las leyes que dirigen el Cosmos. La magia en Egipto “tenía por finalidad y fundamento el conocimiento de la naturaleza del Universo y de los medios sensibles, para controlarlo en bien de la humanidad y de la Creación” (Jaques, Ch., La tradition primordial de l’Egypte ancienne d’apres les Textes des, Editorial Pirámides, París, 1988).

En el antiguo Egipto no había ninguna palabra para “religión” tal cual la entendemos hoy. Paradójicamente, la palabra más cercana es la que se traduce corrientemente como “magia”: Heka. El reconocido egiptólogo A.H. Gardiner nos clarifica: “Desde el punto de vista egipcio, podemos decir que no existía algo así como ‘religión’, existía solamente ‘Heka, cuyo equivalente más próximo es ‘poder mágico’”. Es un principio personificado como un Ser divino.

Los egipcios temían que los conceptos se volvieran simples abstracciones sin sentido ni aplicación práctica. Querían mantener siempre conectados los planos de la reflexión con el de la acción, lo invisible con lo visible, los Dioses con los hombres. Por ello prefirieron el lenguaje simbólico y cada concepto o principio fue personificado como un símbolo. Según los egipcios, para conocer realmente algo se debe entrar en una relación viva con el sujeto, y aun más con “Heka” que (…) es lo propio de lo viviente.

Post Nº 375

Related Posts with Thumbnails

1 Comentario » | Comentar | Tags: ,

Una respuesta en “Heka”

mayantigo dice:

March 4th, 2012

Me parece superhermoso este articulo. Breve pero cargado de significado. gracias.

gravatar.com

Encuntrame

twitter facebook Linkedin flickr Google Lulu Red Bubble formspring AboutMe deviantart Wordpress lastfm Blip FM colour lovers tumblr technorati boxedup